CONGRESO VICENTINO

IV ENCUENTRO PROVINCIAL DE DOCENTES VICENTINOS

Fecha Saturday, 08 September, 2001 a las 10:48:12
Tema Formación
IV ENCUENTRO DE DOCENTES VICENTINOS
CLORINDA – ARGENTINA / AGOSTO DE 2001
“EDUQUEMOS PARA LA FELICIDAD”

SÍNTESIS
“Se trata de unirnos para redescubrir el camino purificado, en medio de estos tiempos que claman por mayor transparencia, por mayor respeto de la persona y por un profundo reencuentro con las instituciones básicas, donde es posible que arraiguen la alegría de vivir y la identidad personal de cada uno.”
Estas palabras de Julio César Labaké nos acercan al propósito del IV Encuentro de Docentes Vicentinos, que se realizó en el Centro de Capacitación Juan Pablo II de la ciudad de Formosa, bajo el lema “Eduquemos para la felicidad”.
En esta oportunidad los docentes provenientes de distintos institutos educativos de la Provincia Vicentina (Argentina- Uruguay) nos congregamos con la firme convicción de hallar autenticidad en un camino de libertad, aprendiendo a mirar y a descubrir a los otros, a esas almas de niños y jóvenes que Dios nos llama a educar en su fe y amor. Porque “Educar sin amar al hombre que se recibe como educando es como una condena, especialmente en los momentos de crisis del proceso educativo”.
La Hermana Visitadora Sor Beatriz Cano, acompañada del Presidente de la Sociedad de San Vicente de Paúl, Sr. Luis Larrosa y las representantes legales de los institutos anfitriones: Sor Stella Maris Gómez y Sor Amelia Frías, presiden el encuentro.
Las delegaciones participantes son:
# AMPARO DE MARÍA- Córdoba
# DR. ÁNGEL GUTIÉRREZ- Luján
# ESCUELA ESPECIAL SANTA MARGARITA- Añatuya
# INSTITUTO TÉCNICO SAN JOSÉ- Clorinda
# INSTITUTO SANTA CATALINA LABOURÉ- Clorinda
# HOGAR DEL PINO- Capital Federal
# LA CONSOLATA- Córdoba
# LA PROVIDENCIA- Buenos Aires
# MARÍA REINA- Lanús Oeste
# MARÍA TERESA- Pereira
# MEDALLA MILAGROSA- Capital Federal
# MEDALLA MILAGROSA- Lanús Oeste
# NUESTRA SEÑORA DE LUJÁN- Luján
# SAN LUIS- San Fernando
# SAN VICENTE DE PAUL- Bahía Blanca
# SAN VICENTE DE PAUL- Dock Sud
# SAN VICENTE DE PAUL- Escobar
# SAN VICENTE DE PAUL- Uruguay
# SANTA LUISA DE MARILLAC- Montevideo
# SANTA MARGARITA- Añatuya
El día viernes 17 de agosto a las 18 hs. Se da oficialmente inicio al IV ENCUENTRO DE DOCENTES VICENTINOS, a través de un acto que contó con la presencia de autoridades educativas del Ministerio de Educación de la Provincia de Formosa. El mismo se inició con la entonación de los himnos de cada país y el del encuentro.
A San Vicente de Paúl, el Señor le dio un corazón bueno y es verdad… Pero también es cierto que no nació santo sino que se hizo santo. Los santos son de carne y hueso como todos nosotros, y llegaron a serlo porque se dieron cuenta de que había que luchar contra las dificultades… Y colaboraron con la gracia de Dios que nunca nos falta… Así lo hicieron San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, a quienes pedimos por su intercesión ante el Espíritu Santo a través de las siguientes peticiones:
- Para que como docentes nos sintamos impulsados por el ESPÍRITU SANTO, identificados con CRISTO, para gloria y alabanza a DIOS PADRE.
# Para que como educadores de esta gran familia, nos comprometamos cada vez más con el carisma vicentino.
# Para que este encuentro sea la oportunidad de redescubrir en nuestra vida la presencia de CRISTO MAESTRO y MODELO de todo educador.
Para que hagamos nuestros los valores que San Vicente de Paúl y Santa Luisa de MARILLAC vivieron, aplicándolos a nuestro quehacer educativo.
Seguidamente la Hna. Beatriz pronunció el siguiente mensaje de bienvenida:
“Siempre un encuentro entre personas que se conocen, produce una alegría espiritual que solamente el ser humano puede experimentar. Esa alegría crece cuando hay sentimientos encontrados, vocación compartida, impulso del Espíritu con ideales comunes, con metas a alcanzar con el esfuerzo de cada uno de los presentes.
Este tercer milenio nos encuentra reunidos los Docentes Vicentinos en la Ciudad de Formosa, acogidos por los Directivos y Docentes del Instituto Santa Catalina Labouré y del Instituto Técnico San José, centros educativos con una trayectoria de más de 45 años en la ciudad de Clorinda.
Los sentimientos encontrados producen alegría por una parte, por los anfitriones que con tanto cariño y desde hace meses están preparando este evento, por otra parte por los que hemos venido desde lejos, ansiosos de volver a encontrarnos para compartir juntos lo transcurrido y proyectar metas a alcanzar con nuestros niños, adolescentes y jóvenes.
Vocación compartida, recibida del Divino Maestro para plasmar en la mente y en el espíritu de nuestros alumnos su imagen, su mensaje de amor y de misericordia, confortados por el impulso del Espíritu Santo siguiendo la espiritualidad que Él inspirara a San Vicente de Paúl, a Santa Luisa de Marillac que nos ha llegado por la asiduidad en el compromiso asumido por la Congregación de la Misión y de las Hijas de la Caridad, apoyados siempre por los valientes colaboradores de tantos y tantos laicos que nos han secundado en la trasmisión de los principios y lo siguen haciendo en este comienzo de milenio. Cada uno de nosotros tenemos la obligación de trasmitirlo a las generaciones nuevas: descubrir a Cristo en el hermano y en él amar al Dios que se encarna para hacerse visible a nuestros ojos y sentimientos.
Es por ello que con entusiasmo hemos respondido una vez más a unir nuestras fuerzas, nuestro entusiasmo a la concreción firme y enriquecedora de nuestra vocación docente y de docentes vicentinos, que nos tiene que identificar :
# en nuestro proceder,
# en nuestra visión de la vida,
# en nuestro acercamiento a Dios y al hermano que necesita de nosotros:
# una palabra de aliento,
# una ayuda material,
# mucho amor, demostrado en el cariño con que preparo mis clases,
# con el afecto que los alumnos perciben en el modo de tratarlos,
# por el respeto que todo hijo de Dios se merece.
Todos estamos cansados de palabras vacías, todos necesitamos ejemplos de vida, testimoniar al Dios del Amor, de la Vida, que infunda nuevamente la confianza, la misericordia, los valores evangélicos que son los únicos que nos podrán redimir de esta situación de antivalores.
Nuestro lema especifica y explicita lo dicho: ” Eduquemos para la felicidad ” Alegría, fe y amistad valores que no se negocian.
Es por ello que hemos sido convocados, y hemos respondido porque necesitamos apoyarnos en esta vocación docente:
# necesitamos sentirnos unidos en la tarea de hacer descubrir a nuestros alumnos la maravilla del don de la vida,
# necesitamos sentirnos unidos en la misión que Dios nos ha confiado para hermosear este mundo, cada uno de nuestros países, con hombres y mujeres convencidos de que, solamente viviendo la presencia de Dios en sus vidas y en las nuestras, podremos cambiar la sociedad.
Ayudemos a la juventud a descubrir a Dios presente en las cosas y sobretodo en las personas, redescubriendo la fuerza, la eficacia que la amistad tiene para encontrar la felicidad.
Juntos construyamos la civilización del amor eduquemos para la felicidad con una fe firme, una alegría que brota del corazón y que engendra la amistad con Dios y entre nosotros, los humanos. Hagamos esto como Familia Vicentina ya que todos los aquí presentes somos miembros activos y con ganas de luchar por este ideal.
Desarrollaremos estos conceptos que en el transcurso de estos días de trabajo.
Leemos en los Hechos de los Apóstoles cap.5 “Aumentaba cada vez más el número de los que creían en el Señor, tanto hombres como mujeres”.
Al constatar la caridad y la unión cada día se agregaban nuevos miembros a la comunidad de los creyentes. Como nosotros también creemos en el Señor que hace grande todas las cosas y en San Vicente y Santa Luisa que nos impulsan a seguir su espiritualidad contagiándola a nuestro alrededor es que :
Damos la bienvenida a nuestros Encuentros y recibimos con mucho cariño a los Directivos y Docentes de:
Instituto San Luis de Victoria Buenos Aires.
Instituto Amparo de María de la Sociedad de San Vicente de Paúl de la ciudad de Córdoba
Instituto La Consolata de la misma Sociedad de la ciudad de Sampacho Córdoba
Así como el año pasado lo hiciéramos con el Instituto María Reina de Lanús, y la Escuela Gutiérrez de la ciudad de Luján.
De esta manera, doy por iniciado el 4to. Encuentro de Docentes Vicentinos de Argentina y del Uruguay, en la ciudad de Formosa.”
Para finalizar el acto de apertura, los institutos Santa Catalina Labouré y Técnico San José presentan un número artístico que recuerda la llegada de las hermanas vicentinas a la ciudad de Clorinda (Provincia de Formosa). A través de un gran despliegue escenográfico se recrea la aparición de la Medalla Milagrosa a Santa Catalina. Un ballet conformado por alumnos interpreta en danza el Credo de la Misa Criolla, simbolizando la confianza en la Trinidad en el momento de la fundación de ambas instituciones educativas. El cuadro finaliza con la Consagración a la Milagrosa.
De esta manera queda oficialmente inaugurado el IV ENCUENTRO DE DOCENTES VICENTINOS .
Es necesario encontrar un sentido a la vida, una razón para vivir, un por qué, una explicación… Es lo que San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac hicieron y es lo que nosotros, como educadores vicentinos debemos definir: cuál es nuestra misión , qué personas debemos formar, de qué manera espera Dios que colaboremos en su obra…
El padre Héctor Espósito, sacerdote vicentino, quien vino desde Buenos Aires para acompañarnos en esta primera jornada , nos ayudó a reflexionar acerca de la “ESPIRITUALIDAD VICENTINA”.
Con las preguntas: “¿Estamos educados para la felicidad?” ” ¿Yo fui educado para la felicidad?”, nos invitó a mirarnos con sinceridad.
” La misión de San Vicente nace de un convencimiento, como una noción, después de encontrarse con la realidad de su época: pobreza extrema, prostitución, orfandad, abandono.”
El sacerdote destaca el hecho de que nuestro fundador, eligió trabajar con aquellos niños más necesitados de afecto y educación: quería colegios para salvarlos, para enseñarles a conocer a Dios.
Luego las reflexiones se centran en la espiritualidad de los colegios: ” si el colegio tiene espiritualidad, está creciendo. Ella se nota en toda la comunidad educativa: representante legal, rector, profesores, padres, alumnos”.
“Nadie puede hacer feliz a otros si él mismo no es feliz”.
En la educación, autoridad significa para nosotros imitar el estilo vicentino de vida (HUMILDAD, CARIDAD Y FRATERNIDAD), es decir, hacer crecer, iluminar… a través del ejercicio de ese liderazgo que es un don.
Humildad significa que las escuelas deben brillar , que deben dejarse hacer por Dios. Sencillez, es la transparencia, el educar para la caridad. Fraternidad es educar para la unidad.
” El don de educar se nota en la cara”. De allí la importancia de reflejar en nuestro rostro y en nuestros gestos esta intención de ser felices y las ganas de brindarse a los alumnos y colegas en el afán de cumplir con esta noble misión de ser educador vicentino.
Educar la interioridad es una urgencia, ahora la más importante.” Mirar mi propia interioridad como superiora, representante legal, profesores, etc. Oír el deseo vehemente de interioridad que surge como una necesidad desde lo interior. El educador debe ser simiente. La interioridad debe ser la conciencia. Mirarnos cara a cara. Dios y yo.”
Con estas palabras termina la conferencia del día viernes 17 y a continuación se celebra la Santa Misa. Todo el grupo de hermanas, sacerdotes y docentes se dispone seguidamente a compartir la cena, oportunidad de encuentros personales y alegrías.

La educación supone una meritoria entrega del docente a la maravillosa tarea de iluminar la vida con los conocimientos que imparte y de despertar en el corazón ideales de superación. El educador católico además, de poseer la ciencia de su especialidad, abraza también toda la verdad que Cristo ofrece en su Evangelio, convirtiéndose en testimonio de fe, verá florecer como fruto de su esfuerzo una generación capaz de hacer un mañana mejor.
El Profesor Julio César Labaké ( maestro normal nacional, bachiller en filosofía, licenciado en psicología, doctor en psicología social, autor de numerosos libros, conferencista internacional, galardonado en varias oportunidades) nos hace reflexionar acerca del EDUCADOR CATÓLICO COMO MEDIADOR.
El docente es un tema clave en educación, pues todos los problemas giran en torno a él. ” Si entra en crisis el educador, entra en crisis la educación.” ” El docente es el epicentro.” Por todo ello su misión ocupa un lugar privilegiado.
Cada institución es el reflejo de las personas que la componen: ” Para tener una idea del colegio, basta con mirar al equipo docente. Si tiene un proyecto de vida, la institución toda lo tiene. Si el docente pierde claridad y valor ese no será un buen colegio. Claridad en el tratamiento de contenidos, valor en cuanto a la pérdida de confianza.”
Los niños y sobre todo los jóvenes están en permanente confrontación, necesitan una contención adecuada que no se convierta en represión. Si existe un joven en crecimiento debe existir a su lado un adulto para encararlo. Esto no siempre debe ser agradable. El docente también sufre una confrontación interior entre lo que debe hacer y las exigencias en este mundo renovado.
Es por ello que como cristianos debemos insistir en el tratamiento de los contenidos actitudinales y obrar como verdaderos mediadores, clarificando las posiciones, conservando y trabajando por su prestigio( honestidad, buen carácter, estilo de vida ). El docente debe tener también un mandato para poder clarificar la condición actual del educando y ser un mediador efectivo entre éste y la realidad: ” No se puede educar sin asumir la conciencia clara de los roles. Sólo así se lo puede dejar adecuadamente libre al educando, sin caer en la permisividad de compinches o demagogos.” ” No se puede educar sin la conciencia de las diferencias con el educando. Sólo así se lo puede comprender y acompañar…porque su etapa ya ha sido vivida y elaborada por el educador.”
Con este importante aporte se dio inicio al trabajo grupal, en el que docentes representantes de cada delegación se unieron para compartir sus vivencias y experiencias en el ámbito en que les toca desempeñarse. Luego de esta instancia, se realizó un plenario, en el que cada grupo a través de sus secretarios expuso acerca de sus reflexiones. Entre éstas, las más destacadas son:
a) Con respecto a las dificultades que experimentamos como docentes:
# Crisis de relación ( padres-docentes, padres-hijos, docentes- alumnos) y dificultad para mantener la autoridad.
# Desprestigio: desvalorización del rol del docente en la sociedad.
# Escasés de tiempo.
# Desborde de los problemas personales ( económicos, especialmente).
# Pérdida de la comunicación.
# Diferencias en la escala de valores.
# Falta de adaptación a los cambios que impone la transformación educativa.
# Confusión de roles.
# Escasa formación para la educación perceptiva: sólo ” enseñamos”; partimos de los conceptos y no de las actitudes.
# Escasa preparación emocional que se evidencia en la angustia, en la falta de interioridad, en la desvalorización, en la autoestima perdida, en la pérdida de la esperanza.
b) Con respecto a las dificultades de los educandos:
# Ausencia del afecto y orientación de los padres.
# Se sienten poco acompañados, solos y confundidos.
# Padres permisivos.
# Confusión de valores.
# Crisis de relación.
# Desvalorización de su persona
c) Con respecto a los reclamos de los alumnos niños y jóvenes:

# ser escuchados
# límites
# amor
# coherencia
# modelos
# más contención
# atención
# justicia
# empatía
# autoridad moral
# padres que acompañen
# esperanza
Esta segunda conferencia se cierra con las conclusiones derivadas del análisis de los factores enunciados, resaltando que:
“Educar e instruir. La permanente confusión. Para instruir es suficiente saber. Para educar es necesario SER. La primera es tarea de la palabra. La segunda, del MODELO. La primera hace al conocimiento. La segunda, a la asunción personal de VALORES.”
“No siempre captamos en su real dimensión la soledad y el abandono que pueden vivir, a nuestro lado, porque no nos atrevemos a abrirles la puerta para un encuentro franco. Y nos refugiamos en los reglamentos.”
” No se puede llamar educador al que no siente el fuego de un mensaje que debe transmitir. La esperanza!”
” Educar a los hijos de América Latina, no es posible, sin despertar en ellos la conciencia viva de la PATRIA GRANDE. Porque sin ella, sus pueblos seguirán dominados.”
“Educar es desarrollar la capacidad de percepción de la realidad, de juicio crítico coherente y de donación generosa para intentar un mundo mejor.”
” La verdadera educación religiosa es generadora del más hondo y radical dinamismo, porque junto con la expectativa de ser el futuro, muestra el MODELO hacia el que marchamos y fortalece la vida de la FE y de la ESPERANZA.”
Al finalizar el taller, el almuerzo fue nuevamente motivo para compartir y afianzar vínculos entre todos los participantes, adornado por el colorido de los presentes recordatorios que las delegaciones ofrecieron como muestra de atención y afecto. Luego de un descanso, en horas de la tarde nos dispusimos a participar de la tercera conferencia.
Educar es enseñar a ser personas autónomas e independientes. Durante el proceso el educador acompaña en la toma de decisiones, en el pensamiento, en el conocimiento, en la actitud. Y no todos los alumnos ni todas las edades exigen al educador que acompañe de igual modo. Acompañar exige aprender a guiar sin anular, a orientar sin decidir por el otro, a valorar cualidades y diferencias.
El profesor Julio César Labaké nos habló de los VALORES, LÍMITES Y AUTORIDAD EN LA EDUCACIÓN.
La reflexión se orienta hacia el verdadero sentido del aprendizaje constructivo, el cual no consiste en dejar que le chico haga lo que quiera, para eso existe el mediador. El constructivismo mal implementado puede anular la función del docente, es decir, al desconocimiento u olvido de la acción del mediador:
# Como acompañante: hacer sentir persona a cada alumno.
# Ser buen promotor del crecimiento humano: no exigir a todos por igual.
# Ser garante de la educación a través de su propia vida.
Antaño era más fácil respetar la figura del docente. Actualmente la Post-modernidad nos enfrenta a una serie de cambios, de conflicto de valores y de roles, todo ello nos hace perder de vista que el docente es un profesional de la educación.
Ante la ruptura del modelo social, de las instituciones ( estado, Iglesia, familia, colegios), somos los adultos quienes debemos recuperar la iniciativa y mediante el diálogo acompañar los límites con valores.
” Los niños y adolescentes no se malogran porque se los frustre en determinadas ocasiones, sino porque no se los frustre nunca y lleguen a ser, así, víctimas de sus caprichos… o porque se los frustre permanentemente y lleguen a ser incapaces de conocer la alegría de la libertad… o porque se los frustre sin amor suficiente, cuando es necesario poner límites y marcar rumbos.”
Educar en los límites implica enseñarles todo lo que les corresponde y todo lo que no les corresponde.
“Una falta puede ser la ocasión del encuentro personal con el educando. Siempre que no la miremos como una simple violación del orden, sino como una manifestación de su inmadurez o de una necesidad que no ha sido atendida… Lo más importante no es el orden, sino que ese ser humano descubra un camino y experimente la buena voluntad de seguirlo.”
Aula Comunidad de Vida es un proyecto que partiendo de una encuesta para determinar los obstáculos que impiden la felicidad, propone un encuentro entre padres, docentes y alumnos, los que conforman un equipo de trabajo mancomunado con responsabilidades compartidas. En él, el docente actúa como promotor en la búsqueda de la felicidad de todos los involucrados, pero sobre todo en la de los alumnos. Se presenta como una posibilidad de superar el aislamiento y la falta de comunicación, así como la confusión en que a veces se ven sumidos los alumnos ante los mensajes y actitudes contradictorias de padres y maestros. Ofrece la posibilidad de trabajar en unión durante cada año escolar en la búsqueda de los mismos fines: la educación integral de esos niños o jóvenes.
” Todas las teorías y las técnicas fracasan cuando no las penetra el espíritu del amor. Por eso será siempre verdad que el más importante y definitivo instrumento de educación es la persona del educador. Sólo en él radica el amor”.
” Amar a nuestros niños y adolescentes. No porque sean buenos. Sino para que lo sean! Y porque son un misterio divino, como nosotros.”
Con un fervoroso aplauso despedimos al Prof. Labaké expresándole toda nuestra gratitud. Luego de la merienda compartida, nos dispusimos a participar de la cuarta y última charla del IV ENCUENTRO DE DOCENTES VICENTINOS.
El educador es la fuerza que impulsa a un pintor, el alumno. Este utilizará el pincel y los colores de su paleta como instrumentos de su creatividad, inteligencia , sensibilidad…. Con ellos realizará una obra de arte, creando un estilo propio. Educar significa abrir ventanas nuevas cada día, para que cada chico y chica pueda elegir el paisaje donde le gustaría vivir.
El sacerdote jesuita Bartomeu Meliá ( cursó sus estudios en Francia, España y Austria. Se doctoró en Ciencias Religiosas en la Universidad de Estrasburgo. Llegó a América Latina en 1954 , se dedicó a estudiar desde ese entonces el idioma guaraní y la cultura paraguaya. Autor de numerosos libros y artículos sobre etnografía y cultura de los pueblos guaraníes y los de la Cuenca Amazónica), comparte con nosotros sus conocimientos para que reflexionemos acerca de la EDUCACIÓN EN LA DIVERSIDAD.
Partiendo de la idea de que diversidad es lo que somos, debemos reconocer a la lengua como la casa del espíritu de cada hombre y usarla para educar, en el contexto de la “economía de la reciprocidad”: los unos para los otros.
El educando nunca debe ser aislado de su cultura: culinaria, para el descanso, para los parientes (la abuela educadora, por ejemplo). La globalización, impuesta desde los grandes grupos mundiales de poder, significa ” negar el derecho a ser diferente”. Actualmente el “hombre es lo que consume”. Este supuesto principio, ubica al consumismo como al máximo ideal, es decir que el dinero y el poder son las únicas metas del ser humano. Y pretende la “uniformidad” en un único modo de vivir, de pensar, de relacionarse, etc.
El primer paso en este proceso de globalización fue la alfabetización ( el mayor instrumento de poder). Sin embargo, los docentes cristianos debemos emplearla para encaminar a nuestros alumnos hacia la libertad, hacia el rechazo de todas las nuevas formas de colonialismo.
Ante esta circunstancia se propone ” globalizar la solidaridad”, el Papa nos reclama un mayor compromiso en la defensa de los valores humanos y los docentes somos quienes tenemos la responsabilidad de educar respetando las diferencias que nos hacen seres humanos únicos e irrepetibles.
Luego de compartir la Celebración Eucarística y la cena, los distintos grupos participantes expresaron su alegría y entusiasmo en la “Noche de los talentos”. Ingenio y creatividad caracterizaron los distintos cuadros presentados, que se sucedieron sin interrupciones hasta muy entrada la noche, siempre acompañados de la algarabía y los calurosos aplausos.
Antes de su finalización y respondiendo a la pregunta de la Hna. Beatriz ¿Dónde realizamos el próximo encuentro? Se respondió a coro: ” en Córdoba”. Fue así como se fijó como lugar del V ENCUENTRO DE DOCENTES VICENTINOS, esa Provincia.
La primera actividad del día domingo fue la oración de la mañana y la Misa de Clausura. Luego del desayuno, el grupo de participantes se trasladó desde el Centro de Capacitación Juan Pablo II hasta la ciudad de Clorinda, distante a 110 Km, para conocer las instalaciones de los colegios anfitriones: INSTITUTO SANTA CATALINA LABOURÉ e INSTITUTO TÉCNICO SAN JOSÉ. En ellos un nutrido grupo de alumnos y docentes esperaba con mucho entusiasmo a los visitantes, quienes fueron agasajados con mucho afecto.
El almuerzo se realizó en las instalaciones del Instituto SAN JOSÉ y consistió en el tradicional asado, con el que en esta zona agasajamos y celebramos los acontecimientos más gratos y relevantes. El mismo fue amenizado con números folclóricos a cargo de alumnos del Instituto SANTA CATALINA, así como por artistas regionales.
Las delegaciones partieron rumbo a sus colegios agradeciendo el calor humano y las atenciones recibidas, con el compromiso de ser transmisores de lo compartido y vivenciado en esta oportunidad al resto de la Comunidad educativa de los Colegios participantes.
Un gran agradecimiento a Dios, quien nos convocó. A todos los participantes de las delegaciones, que haciendo un gran sacrificio físico, se trasladaron sin tener en cuenta la distancia de más de 1800 Km. para algunos, para compartir esta oportunidad de renovación y afianzamiento de la misión que como educadores vicentinos tenemos. Agradecemos a todos los que contribuyeron con amor y desinteresadamente, aportando su trabajo, sus ideas, su aliento… para que este encuentro nos predisponga y ayude a:
” EDUCAR PARA LA FELICIDAD”

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: